Organización
 Tar Valon

 Estatutos

 Contacto
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Tar Valon en Facebook
 Hazte nuestro amigo en Facebook


Fragmentos del pasado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Fragmentos del pasado

Mensaje  Auril el Miér Nov 21, 2012 7:03 pm

Tras una exhaustiva tarde reordenando en mi trastero, encontré 4 folios con el siguiente relato, escrito tiempo ha por un servidor.
Calidad literaria nula totalmente amateur, sin embargo me he visto en la necesidad de compartirlo para que no caiga en el olvido. Wink
No tiene titulo así que ahí va:


"El suelo temblaba a pesar de no ser un terremoto, eran ondas de energía que Tilsan emanaba de su cuerpo contrastando con el terreno.
Jaked hizo una seña con el brazo dirigida a Murien. Este hizo otro tanto y sus saeteros se dispusieron a realizar el primer asalto. El nerviosismo se palpaba en los héroes, todos conocían a Tilsan antes de su caída, todos compartieron palabras y sentimientos difíciles de afrontar con la realidad. Todo estaba siendo rápido pero pausado al mismo tiempo.
- ¡Murien!- gritó. El asintió y dio una extraña señal a sus caudillos. Las saetas emprendieron trayectoria repentinamente, todas hacia un mismo objetivo. Cuando éstas estaban a punto de alcanzarle, Tilsan se rodeó de un aura chocante, un fuego a su alrededor de color violeta intenso surgió, el cual podía fácilmente competir con la luz de la luna, todas las saetas se desintegraron velozmente.
- ¡Una vez más!- voceó Murien con desesperación. Y así fue, como otra lluvia de saetas era disparada en vano, no contra un hombre ahora, sino contra un poder extraordinario que reducía todo a cenizas a su paso.
- ¡Por los dioses Jaked!- clamó Murien. - ¡No voy a arriesgar a mis hombres si el resultado del ataque es el mismo!
- Yo tampoco quiero que suceda algo así Murien, pero algo debemos hacer, algo tiene que estar en nuestras manos- El sudor ahora era excesivo y calaba en Jaked hasta los huesos.
- Envía a los conjuradores- anunció Birail. - Ellos harán frente a su poder.- Jaked pensó que nada podía competir con el poder de Tilsan pero no quería admitir que no había escapatoria.
- Entonces, que así sea Birail- accedió- pero escúchame bien, haz que empeñen toda su energía, sin que acaben con nosotros en el intento- Birail asintió y despareció dejando un rastro intangible de su silueta antes de desplazarse.
Jaked observó como en cuestión de segundos, una docena de hombres rodeaban a Tilsan dejando unos pocos metros entre ellos, cuando todos levantaron los brazos al unísono y descargaron todo tipo sortilegios directamente. Tilsan no parecía advertir el ataque con su cabizbajo caminar... sin embargo las llamas que lo rodeaban absorbían los proyectiles mágicos como si tuviese vida propia. Jaked atisbó incluso una forma horrenda a su alrededor como rostros del inframundo de fulgor violeta irrumpiendo en las figuras de los proyectiles enviados hacia el. Tilsan continuaba su marcha decrépita, mientras fogonazos irradiados de su aura quemaba y desintegraba forzosamente a los conjuradores de Birail. Algunos consiguieron evadir los fogonazos valiéndose del desplazamiento, pero a medida que sucedía la arremetida violeta, los infortunados conjuradores terminaban agotando sus energías y perecían sin remedio.
Birail surgió repentinamente frente a frente a continuación, musitando palabras inteligibles. Durante un instante nada sucedió entre los dos, como si estuvieran realizando un duelo mental en el que ninguno de los dos cedía. Inesperadamente el suelo bajo Tilsan cedió y fue abriéndose una brecha cada vez mayor mientras que Birail levantaba sus brazos hacia el cielo encapotado ahora de nubes negras, cuando grandes descargas caían directamente en Tilsan. Este no se inmutó y continuó caminando, ahora a través de un suelo invisible, hacia Birail... cuando este trató de moverse hacia atrás, miró de soslayo a un lado y se podía observar una expresión de impotencia, algo le estaba impidiendo reunir energías para conjurar. Las llamas oscuras que rodeaban a Tilsan se abalanzaron hacia Birail desapareciendo engullido por ellas en un instante.
Aún quedaban conjuradores en un esfuerzo por detener a Tilsan, sin embargo todos terminaron sembrando de ceniza la llanura.
- ¡Condenado destino! ¡Un sacrificio en vano!- bramó Burean.
- Jaked ¿que vamos a hacer ahora?- rogó Mirasha con una expresión temblorosa. La realidad era que ya poco más se podía hacer, pensó Jaked. Pero no se daría por vencido, las energías de Tilsan no podrían ser inagotables o de lo contrario estarían lidiando con un dios propiamente dicho.
- Continuaremos arremetiendo a distancia, y reuniremos a los conjuradores que queden para que nos protejan con auras a nuestro alrededor.- Eso les daría un tiempo para poder discurrir otro método para enfrentarse a Tilsan.
Jaked dio la señal y las huestes hicieron uso de todos los proyectiles de los que disponían durante el tiempo que Tilsan empleó en encaminarse hasta primera línea.
- ¡Retiraos! ¡No os acerquéis a el!- gritó sin remedio. Algunos hombres caían ante las extensiones interminables de fuego que brotaban de Tilsan. Todos ellos desaparecían, el campo de batalla no dejaba cadáveres ni heridos, sino cenizas que de alguna forma provocaba mas temor que una batalla entre hombres.
La confrontación continuaba cuando la noche ya encima de ellos desde hace unas horas iba mermando la moral de las huestes. Los gritos esta vez no se originaban alrededor de Tilsan, sombras surgían de la oscuridad y consumía las vidas de los hombres en retaguardia.
- ¡Umghos, señor!- informó un caudillo. Solo podían tratarse de aquellas criaturas sobrenaturales, las cuales el metal no mellaba en sus cuerpos vaporosos.
El caos empezaba a manifestarse entre las huestes. Los héroes de la Compañía gritaban como hacer frente a los Umghos mientras luchaban por sobrevivir.
- ¡Hendir vuestras hojas en sus extremidades! ¡Despojadles de sus garras!- gritaban. Sin embargo estas criaturas eran veloces y sus mortíferas garras arrancaban la carne y resquebrajaban el metal fácilmente... nunca en la vida de Jaked vio a tantas al mismo tiempo.
Todo el mundo pareció olvidarse de Tilsan cuando este continuaba su marcha a pocos metros de la Compañía. Los héroes se miraron unos a otros, sabían lo que tenían que hacer, era su cometido, o caerían en el intento. Burean se aproximó a el.
- ¡Así te abrase el brillo solar condenado majadero! ¡Por que tuviste que enloquecer!- gritó Burean a Tilsan, pero no pareció escucharle y continuó arrastrándose lentamente. Burean arrojó cual jabalina su hacha acto seguido. El hacha forjado en virídio era una de las dieciséis armas de la antigua era que se recuperaron, la magia que prorrumpía en el metal se desvanecía sin dejar rastro. El hacha convertido ahora en proyectil penetró en las llamas y la engulleron. Algo incomprensible debió suceder acto seguido, la expresión de Tilsan cambió de un vacío rostro a una mirada lúgubre pero con las comisuras de sus labios arqueadas. Se podría pensar que sonreía pero nada de su expresión se asemejaba a una sonrisa. El hacha emergió de la mano izquierda de Tilsan como si hubiera formado parte de él, cuando levantó el brazo y señalo en dirección a Burean esta salió disparada hacia el tan veloz que la hoja partió en dos el cuerpo estupefacto de Burean y continuó hiriendo y matando a todo aquel que se topaba en la recta trayectoria del hacha.
- ¡Nooo!- sollozó Mirasha, sus ojos ya empapados en lágrimas y su cuerpo desplomado en el suelo. La rabia de muchos camaradas provocó que se abalanzaran en un vano intento de vengar a su compañero caído, pero Tilsan de deshacía de ellos como insectos ante una trampa.
- ¡Deteneos! ¡Mantened la distancia!- Jaked vio como varios de sus compañeros caían antes de poder retirarse, comprendió que debía de hacer algo el mismo, algo que debió hacer anteriormente... se acercó poco a poco a Tilsan tratando de esquivar los fogonazos, pero uno de ellos caía en su dirección sin que pudiera reaccionar a tiempo, apartó la mirada y cerró los ojos. Un golpe le arrojo al suelo e incorporándose rápidamente contempló el horror a su lado, viendo como Mirasha se iba desintegrando lentamente sin que el pudiera más que ver sus ojos vidriosos hasta el último momento.
Que ella le hubiera protegido era lo último que esperaba que sucediera, durante el instante que tuvo antes de reaccionar, miles de recuerdos irrumpieron en su mente, todos recuerdos recientes y no tan recientes donde Mirasha, la Compañía y el, compartían momentos de su vida para librar los reinos de la decadencia que ahondaba cada vez más en la humanidad. Durante aquel instante que pareció una eternidad, Jaked contemplaba absorto a Tilsan avanzar como si librarse de dos de sus mejores amigos fuera una nimiedad. El fuego interior de Jaked le empezaba a provocar quemaduras en su corazón, se incorporó, y avanzó hacia Tilsan sin dudar.
- ¡Jaked! ¡alto!- el grito de Ensean parecía estar a millas de distancia, todo le parecía tan distante salvo la silueta de Tilsan.
- Esto se acaba aquí Tilsan, tu mejor que nadie deberías saber el limite de la cordura, la has sobrepasado y no soy capaz de perdonarte esta vez.- Tilsan miró claramente a Jaked y por primera vez sus piernas se detuvieron.
- Yo... debo... ¿Jaked?... no... tu... estás... tendrías...- balbuceó Tilsan con voz siniestra, una voz que no era suya pero que sí lo era a su vez.
- Terminemos con esta locura- exclamó con cólera.
Antes de que Jaked pudiera extender los brazos y conjurar protección alguna, la mano derecha de Tilsan extendida brilló y le cegó. La sensación que tuvo despues fue una extraña durante unos instantes. Al rato se percató de lo sucedido. Todas las promesas que cumplió, todo los sacrificios que realizó para llegar hasta ahí... en vano. Mientras el cuerpo de Jaked se iba desvaneciendo, un último recuerdo surgió en su cabeza. El y Tilsan estrechándose las manos ensangrentadas juramentando su eterna amistad y sus sonrisas reflejando esa efímera eternidad bajo la garra de una nube de oscuridad."

avatar
Auril
recluta
recluta

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 30/09/2012
Edad : 32

Volver arriba Ir abajo

Re: Fragmentos del pasado

Mensaje  Ariendla al'Vala el Jue Nov 22, 2012 2:29 pm

¡me gusta! ^^
avatar
Ariendla al'Vala
Aes Sedai
Aes Sedai

Mensajes : 344
Fecha de inscripción : 11/05/2010
Edad : 27
Localización : Tar Valon

Volver arriba Ir abajo

Re: Fragmentos del pasado

Mensaje  Auril el Jue Nov 22, 2012 2:57 pm

No es nada del otro mundo pero ¡gracias! ^_^
avatar
Auril
recluta
recluta

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 30/09/2012
Edad : 32

Volver arriba Ir abajo

Re: Fragmentos del pasado

Mensaje  M'kael el Vie Nov 23, 2012 12:43 pm

Cualquier creación literaria es bienvenida, gracias Auril...

_________________________________________________
Si la Luz entra en el Agua, olvida el Cielo...

avatar
M'kael
Guardian
Guardian

Mensajes : 317
Fecha de inscripción : 28/03/2011
Edad : 34
Localización : En el Último Reino

http://lastierrashumedas.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Fragmentos del pasado

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.